Zamora, histórica y deslumbrante

Zamora, histórica y deslumbrante

HISTORIA

Cuenta la historia que fueron los Vaceos los primeros pobladores de estas tierras. Su dedicación a la agricultura y a la ganadería, aún hoy marca el devenir de los zamoranos pero la renovación de las técnicas les ha llevado a explotaciones modernas y competitivas.

Por estas tierras han pasado desde aquel día muchos pueblos. La Roma Imperial aprovechó los caminos marcados por Fenicios y Cartagineses, el principal, la Vía de la Plata aún, hoy, es recordado. En el justo enclave donde cruzaban el Duero fundaron Ocellum Duri. De aquella época de dominación romana datan las crónicas de Viriato. Pero fueron los Visigodos los que le dieron el nombre de Semure. También los árabes se aproximaron con su nombre al actual, la llamaron Samurah “Ciudad de las Turquesas”.

Musulmanes y cristianos se disputaron la ciudad desde el siglo VIII hasta el XI. En el año 901 los musulmanes son objeto de una gran derrota que se recuerda como “el Día de Zamora” pero Abderramán III la cerca con 100 mil hombres y la denomina la “Fosa de Zamora” debido al gran número de muertos que la cubren hasta desbordarla.

Fernando I el Magno, Rey de Castilla y León, la repuebla definitivamente con montañeses en el 1061. Pero es la ambición de sus sucesores la que marca el episodio más recordado de la ciudad. Sancho II el Fuerte, para unificar el Reino que su padre había distribuido entre sus descendientes, pone cerco a la ciudad el 4 de marzo de 1072, este dura 7 meses. La resistencia heróica de los zamoranos acuña la frase “No se ganó Zamora en una hora”. El aislamiento acabó el 7 de octubre con el magnicidio del rey Sancho a manos de Bellido Dolfos en lo que hoy se conoce como el “Portillo de la Traición” y que genera la famosa jura de Santa Gadea en Burgos. El Cid Campeador obliga a Alfonso VI, hermano del rey Sancho, a jurar ante los castellanos que no intervino en los hechos.

Pero es en el siglo XII cuando la localidad tiene su edad de oro configurando la actual estructura urbana y los principales edificios que le han supuesto la merecida fama como Ciudad del Románico.

En la siguiente centuria deja de tener interés estratégico y comienza un declive que tiene un paréntesis en las guerras con Portugal para acentuarse en el siglo XVI con una gran regresión demográfica y en el XIX con la Guerra de la Independencia.

Este pasado glorioso sustenta de cualquier forma el título de “Muy noble y Muy Leal” que le concedió Enrique IV de Castilla.

 

Sanabria

Puebla de Sanabria, la Zamora más medieval. Fuente

 

ARTE Y CULTURA

El arte es uno de los grandes atractivos de esta provincia y especialmente de su capital

Zamora

Sobre el Duero se alza una ciudad “consagrada” al arte eclesiástico, una mezcla de estilos cristiano-musulmanes que confieren, a su cultura, una personalidad propia. Pueden en ella visitar la Catedral de estilo románico (siglo XII) y cruz latina en la que destaca un hermoso cimborrio, de clara influencia bizantina, decorado con una cúpula gallonada que se adorna con escamas de piedra.

En el interior, recomendamos la Capilla Mayor y su retablo principal del siglo XVIII y estilo neoclásico. El coro también destaca en esta construcción desde principios del siglo XVI y la Capilla de San Bernardo, debido al Cristo de las Injurias, contiene una expresividad y belleza que le convierte en símbolo para los zamoranos en miércoles santo.

La visita puede completarse acercándose al Museo Catedralicio y viendo la magnífica colección de tapices flamencos del siglo XV.

Toro

No es una población más de Zamora, su historia la hizo sede real y capital de provincia. Hoy día conserva su grandeza. Si paseamos por sus calles entre patios porticados y fachadas de Palacios con escudos heráldicos, que nos trasladan al medievo, nos haremos a la idea de su antiguo esplendor. La propia ciudad antigua está declarada “Conjunto Monumental Histórico Artístico” desde 1963. No les defraudará la gran abundancia de monumentos.

Benavente

Este importante nudo de comunicaciones ha sido lugar de encuentro para muchas civilizaciones. Desde la época de los romanos se asentaron aquí familias de alto linaje que dejaron sus mansiones como recuerdo.

Sanabria

Hoy lugar turístico por excelencia de la provincia de Zamora, junto a los Arribes del Duero, gracias a sus lagos, ofrece al visitante su iglesia parroquial de muros románicos y crucero gótico, pero es su portada de la fachada oeste su elemento más original. Para poder observar la comarca nos acercaremos hasta el Castillo del siglo XV, hoy biblioteca pública después de su restauración. En las cercanías y sobre el lago de Sanabria está San Martín de Castañeda con su Monasterio Cisterciense del siglo XII.

También recomendamos en la provincia: Mombuey y Tábara.

 

¿Te ha interesado lo que te hemos contado sobre Zamora? Ven a descubrirlo por ti mismo con nuestras casas rurales repartidas por toda la provincia ¿Qué mejor manera de vivir la experiencia?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *