Valle del Silencio

León



Una vez que termines tu ruta puedes aprovechar para descubrir la gastronomía de la zona, sus rincones y su cultura, aquí te damos unas ideas, disfrútalas.

Ruta circular por el Valle del Silencio

Distancia:

17,72 Km.

Recorrido:

Circular

Desnivel:

1.147 m.

Tiempo:

4h 15′

Iniciamos esta ruta en la aldea de Peñalba de Santiago, uno de los pueblos más bonitos de España. La aldea es auténticamente preciosa y se halla totalmente rehabilitada con casas tradicionales de piedra con corredores, calzadas empedradas, y con uno de los monumentos más importantes del Bierzo.

Después de ver con detalle la aldea, podemos continuar nuestra ruta por la parte baja del pueblo, o bien por la parte alta, por sendos caminos que se alejan de la aldea. Continuamos por el mismo hasta llegar al desvío hacia la Cueva de San Genadio, la cueva donde el santo se retiraba para meditar y orar durante largos períodos.

Continuamos por el sendero, que finalmente nos lleva a la entrada de la cueva, situada en un lugar espectacular a 1100 metros de altura, con hermosas vistas del valle del arroyo del Silencio y del pueblo de Peñalba de Santiago.

Aldea de Peñalba de Santiago

Declarada Conjunto Histórico Artístico en 1976, totalmente restaurado y con una de las escasas joyas mozárabes de la Península: la iglesia de Peñalba, del siglo X, construida por el abad Salomón para guardar los restos de San Genadio.

Aldea de Montes de Valdueza

Atractiva aldea tradicional situada en un paraje de excepcional belleza que cuenta con uno de los monumentos más importantes del Bierzo: el monasterio benedictino de San Pedro de Montes, fundado por San Fructuoso en el s. VII.

La cueva de San Genadio

Lugar donde se retiraba el santo para meditar durante largos períodos en busca de tranquilidad, en un hermoso lugar situado sobre el arroyo del Silencio, en la base de los Montes Aquilianos.


Consejos prácticos

  • Respeta la naturaleza y el entorno local. No dejes basura y sigue las normas locales sobre el uso de senderos y áreas protegidas.
  • Camina a un ritmo que sea cómodo para ti y que se ajuste a tu nivel de condición física.
  • Practica caminatas más cortas y aumenta gradualmente la distancia y dificultad conforme ganas experiencia y resistencia.