Écija

Sevilla


Historia de Écija

Écija es una ciudad situada en la provincia de Sevilla, en Andalucía, España, con una rica historia que se remonta a la época romana. La ciudad fue fundada en el siglo I a.C. con el nombre de Astigi, y durante la época romana, se convirtió en un importante centro comercial y cultural.

En Écija, se construyeron muchos monumentos y edificios importantes, como el Templo de la Concepción y las termas romanas, que hoy en día se pueden visitar. Además, la ciudad se convirtió en un importante centro de producción de aceite de oliva y vino, gracias a la agricultura que se desarrolló en la zona.

Durante la época musulmana, la ciudad pasó por varias conquistas y reconquistas, hasta que finalmente en el siglo XIII, fue conquistada por los cristianos y pasó a formar parte del reino de Castilla. A partir de este momento, Écija se convirtió en un importante centro comercial y agrícola, y comenzó a prosperar gracias al cultivo de la seda y al comercio con las colonias españolas en América.

Durante los siglos XVI y XVII, Écija experimentó un gran auge económico y cultural, y se construyeron importantes edificios y monumentos, como la Torre de San Juan y la iglesia de Santa María, que hoy en día son considerados como joyas arquitectónicas.

En el siglo XIX, la ciudad sufrió un declive económico y muchos de sus monumentos históricos y edificios fueron abandonados o destruidos. Sin embargo, a principios del siglo XX, Écija comenzó a experimentar un renacimiento cultural y arquitectónico, y se iniciaron importantes proyectos de restauración y conservación de su patrimonio histórico.

Hoy en día, Écija es una ciudad con un rico patrimonio histórico y cultural, y es conocida por sus monumentos y edificios históricos, así como por sus festividades y tradiciones. Además, la ciudad es un importante centro comercial y turístico en la región de Andalucía, y cuenta con una amplia oferta cultural y de ocio para sus visitantes.

Puntos de interés

La Plaza de España

Situada en el centro de la ciudad, es una de las plazas más grandes de España y cuenta con numerosos edificios históricos y monumentos.

La Torre de San Juan

Es una torre almohade del siglo XII ubicada en Écija, provincia de Sevilla, España. Con una altura de 20 metros y una base cuadrada de 4,5 metros de lado, es uno de los monumentos más importantes de la ciudad. La torre presenta un estilo arquitectónico típico de la época almohade, con una base maciza y una estructura más liviana en la parte superior. A lo largo de su historia ha servido como torre defensiva, campanario y faro para los navegantes. Actualmente, es posible visitar su interior y disfrutar de una vista panorámica de la ciudad desde su cima.

La iglesia de Santa María

Una iglesia del siglo XVIII, con una impresionante fachada barroca y un interior ricamente decorado.

El Palacio de Peñaflor

Un palacio del siglo XVIII, que hoy en día es la sede del Museo Histórico Municipal de Écija.

El Templo de la Concepción

Una iglesia del siglo XVIII, con una impresionante cúpula y un interior barroco.

El Palacio de los Benamejí

Un palacio del siglo XVIII, con una fachada rococó y un interior ricamente decorado.

El Mirador de la Alcoba

Un mirador desde donde se puede disfrutar de unas impresionantes vistas de la ciudad.

Consejos prácticos

  • En general, la mayoría de los monumentos y edificios históricos están abiertos al público de martes a domingo, de 10 de la mañana a 2 de la tarde, y por la tarde de 4 a 7 de la tarde.
  • Una de las fiestas más importantes de Écija es la Feria de Septiembre, que se celebra en honor a la patrona de la ciudad, la Virgen del Valle.

Mapa de localización